martes, 24 de enero de 2012

Inicios del fondant


   Es una pasta de azúcar comestible. Elaborada principalmente con azúcar glas, glucosa y glicerina, aunque como aquí es complicado encontrar esos ingredientes, yo uso el fondant
de nubes.
   Su uso se remonta en la historia antes que el famoso “icing” con el que ya se cubrían las tartas y postres en el Medievo. Debido al elevado coste de azúcar puro y por no estar al alcance de todos los bolsillos, se comenzaron a crear pastas que inicialmente fueron mezcla de azúcar y almendras.
Masa fondant 
   Se dice que a partir del renacimiento, los maestros pasteleros de la época, mejoraron las versiones de estas pastas. Sin embargo, aún no se conoce a que país atribuirle la creación del fondant en su versión más actual. Algunos sitios de Internet aseguran que fue en Francia, otros en Inglaterra y otros lo trasladan hasta la lejana Australia.

   Su aplicación principal es el cubrimiento de tartas, aunque también es ideal para crear decoraciones en pasteles, modelado de figuras y otras pequeñas creaciones en cupcakes o galletas

   Su presentación original es el color blanco, pero se puede encontrar en los comercios ya teñido en negro, rojo y algún que otro color. Aunque es fácil de teñir y obtener el color deseado utilizando colorantes comestibles específicos para ello.
   El rasgo más característico del Fondant, es su elasticidad. La apariencia lisa y su textura se reflejan al cubrir una tarta.

   Su sabor

   Generalmente es azucarado en su totalidad pero actualmente existen otros tipos de fondant o pastas de azúcar que varían en sabor y color.

   Su función

   La función del Fondant dentro de la Decoración en Repostería, es dar la sensación de elegancia y pulcritud al trabajo decorado, y si lo combinamos con otras técnicas decorativas, convertiremos cada pieza decorativa en autenticas obras de la Repostería Artística.

   Ya os iré contando los tipos de fondant que hay, como se elaboran y para que se utilizan. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario